Casa Dr. Mendoza y familia

DSC00852

******++++*******CASA  DR. MENDOZA  Y FAMILIA***++++++****** ___VER NOTAS** SOBRE EL PROCEDIMIENTO 

Las 29 acciones que se proponen  son simultáneamente un manual de uso anticipado de la casa y treinta  ejemplos de acciones con capacidad instituyente, con capacidad para crear u organizar el futuro entorno de la casa.

Elaborar esta lista  de acciones es una  forma de tomar  decisiones por su capacidad de crear rituales domésticos avanzados, y  de elevar situaciones cotidianas al estatus de prácticas esenciales. Estas acciones no parten de la arquitectura en los términos estrictos profesionales,  sino que definen un proceso en el que la arquitectura tiene una entidad que debe ser descubierta, que debe ser proyectada.

De este modo, s e podría entender aquí  el papel de la arquitectura como un juego de ensamblaje de diferentes piezas dónde cada una de estas piezas responde a una intervención que pretende amplificar las relaciones de afecto entre los miembros de la familia. Algunas, e incluso muchas, son  completamente prescindibles con relación a un valor convencional de lo que  se entiende que es una casa,  mientras que desde un punto de vista comunitario pueden ser esenciales, tanto por lo que son como por lo que pueden construir.

Son 29 propuestas deseables pero podrían ser muchas más, y podrían también ser otras. Estas acciones podrían agruparse en estos apartados:

  • las que aumentan la riqueza y valor medioambiental de la finca (invernadero, torre de energía, bosque, playa artificial, cultivo de frutos…),
  • **  las que favorecen los actos celebrativos de eventos profesionales, protocolos familiares o celebraciones con amigos (barbacoa, mesa familiar, congreso, cine…)
  • ***las  que cumplen con la tradición hedonista en esferas íntimas (observatorio, contemplación en ventana, hamacas o columpios) o de manera colectiva (todas las relacionadas con la práctica deportiva)EL METODOEl procedimiento que el  proyecto propone, más que inventarse  arquitecturas, es dar prioridad a los acuerdos para construir prácticas domesticas instituyentes,  y desde ellas, inferir las arquitecturas necesarias. Lo que el procedimiento propone es crear un proceso en el que los objetos y sujetos  tengan un idéntico poder que lo institucional arquitectónico que los soporta. Equipara los lenguajes y deja hablar a unos y a otros: a las personas y  a las cosas, sobre todo a la tierra.Las acciones escogidas son acciones consensuadas entre las partes, ya sea por su capacidad fundacional  y  por su capacidad de movilizar registros creativos, ya sea por su valor económico enmarcado en la totalidad del valor del proyecto, o por la importancia emocional que pueden llegar a tener en el proceso.Se pide a los seis miembros de la familia (Soledad: S, Antonio: A, Hijos: 1…, 2…., 3…. y 4…..) deberán valorar en este juego cada una de las propuestas según dos criterios:

    -Importancia:  I. Tiene que ver con la deseabilidad  personal, con la conexión emocional de cada miembro tiene con esa actividad.es un concepto que acepta el valor delo prescindible.

    -Prioridad: P. Es la posición que cada una de las acciones acción ocupa en el tiempo, considerando la totalidad del proceso de construcción de la casa. Es un concepto vinculado a lo imprescindible,, a la urgencia.

planta gral gráficas

fichasA-17fichasA-18fichasA-19fichasA-20fichasA-21fichasA-22fichasB-01fichasB-02fichasB-03fichasB-04fichasA-01 fichasA-02 fichasA-04 fichasA-05 fichasA-08 fichasA-09 fichasA-11 fichasA-13 fichasA-15 fichasA-16

2

 

Alicante FEB 2014

Jose M. Torres Nadal Arquitecto  con la colaboración de Anabel Ruiz, arquitecta

**NOTAS

1 Lógicas discontinuas.

La secuencia de estas 30 acciones escenifican dos CONDICIONES  acerca de la casa: el que las acciones de la casa tienen una autonomía respecto a las arquitecturas que las  cobijan, y  dos, que, consecuentemente, la relación entre arquitectura y escenarios cotidianos se construye en base a un desarrollo propio, mágico, es decir inexplicable, insólito, entre las lógicas de ambas entidades. En otras palabras, el reencantamiento de lo político de la actividad arquitectónica es una historia política distinta del lenguaje, del “habla”,  que emiten sujetos y objetos  que habitan esa casa.

2 COINCIDENCIAS. O NO

Esta secuencia puede acabar construyendo situaciones de coincidencia. Tiene que ver cuando se detecta que hechos y proposiciones, estructura e infraestructura,  tienen capacidad de superponerse sin que esa superposición sea evidente,  sea mostrada, es decir sin  quede deducida  como automática.

3 LÓGICAS DESIGUALES

Esa información arquitectónica no tiene por qué coincidir de un modo   directo con la lógica humana. Cada una de ellas opera con su propia complejidad  y  es muy difícil que de entrada coincidan. De ahí que las metáforas que intentan superponer unas lógicas sobre otras lógicas sean en general procedimientos fallidos, explicaciones irrelevantes, encuentros desafortunados entre lenguajes.

4 RECONOCIMIENTO DE LA DISTANCIA

Este viaje a la inversa no establece prioridades sino que reconoce la distancia dentro del proceso de ensamblaje de lo arquitectónico y sus representaciones cotidianas.…. La arquitectura no aparece  después como un programa aparte, pero tampoco aparece como subsidiaria, como  tampoco pretende que la lógica de lo ordinario sea subsidiaria suya.