Ciudades en venta por quiebra turística

DSC_9148

 

Todas las ciudades tienen dos destinos. Uno está fuera de ellas, el otro dentro. Uno tiene que ver con la política, otro con la poética. Este trabajo toma como base este enunciado y trata de construir otras perspectivas para la investigación de nuevas estrategias urbanas. Esencialmente se trata de indagar formas de definición de las acciones bottom-up, no solo por lo que estas acciones tienen de oposición a las que circulan top-down, sino por la capacidad de desplegar ex-novo espacios afectivos que re-situan las prácticas arquitectónicas en una dimensión política.

Hasta ahora gran parte de los estudios culturales sobre la ciudad han explorado su condición híbrida, fragmentada y mutante. Todas esas formas de análisis, hechas desde afuera, no consiguen fijar el papel de los afectos en este tipo de procesos emergentes, convirtiendo en subsidiario el acontecimiento humano que en ellas ocurre. Y aunque esta serie de argumentos entiende la ciudad como un sistema singular, inestable y poco delimitado, la inclusión de ciertas condiciones de intimidad y afecto, de emociones y de apasionadas acciones, permiten pensar la ciudad como un objeto aún más múltiple y descentrado: Estudiar la ciudad desde dentro es tratar de averiguar cómo lo humano, el humor, el afecto, actúan sobre la ciudad para mostrar su capacidad para transformar las estructuras políticas en artefactos poéticos.

Los dos campos que analizamos, aquellos que muestran con más ejemplaridad ese ensamblaje entre el afuera y el adentro de la ciudad, son el espacio turístico por un lado y el espacio domestico por otro. Ambos se conforman en torno a una estructura de sucesos común donde junto con lo planificado y pensado coincide lo casual, lo efímero, lo accidental, lo prescindible, lo banal y lo arbitrario. En definitiva, todas aquellas categorías, acciones y comportamientos que a priori son excluidas de los sistemas políticos por su dificultad para ser programadas con antelación. Pero además, ambos redefinen el concepto de complejidad a través de sus movilizaciones, aunque esa redefinición funcione en orden inverso: mientras el sistema turístico actúa en la ciudad con movimientos sucesivos aportados desde fuera de ella, por los otros y desde lo otro, el espacio domestico es el origen de una expansión hacia afuera de la casa de nuevos espacios de intimidad que da nueva forma arquitectónica a espacios ordinarios públicos relacionados con el ocio, la diversión, el trabajo accidental, políticas culturales alternativas o espacios lúdicos.

Estas dos series de enunciados, que definen las condiciones en las que la política deriva hacia su versión poética, construyen simultáneamente nuevas ediciones de lo arquitectónico, a la par que construyen los instrumentos y los protocolos para implementar esa nueva arquitectura en los expedientes y objetos surgidos de las acciones up-to bottom.

Estudios propios previos relacionados. En torno al espacio doméstico: http://torresnadal.com/thehouse/ y http://torresnadal.com/accion-2-mh_is_ym-mi-museo-no-es-tu-casa-por-ruben-gomez-radioboy-2/ y en torno a los espacios turísticos: material en proceso que forma parte del curso 2013-2014 en la Escuela de Arquitectura de Alicante (Spain)

 

José M Torres Nadal y Enrique Nieto.